La adoración

Aunque no todos lo reconocen, una de las más grandes necesidades del ser humano es adorar. Tanto es así, que hasta los más incrédulos terminan adorando a alguien o algo porque los seres humanos fuimos creados con esa necesidad y vamos a suplirla de una forma u otra.

Los cristianos, no obstante, reconocemos que fuimos creados para adorar a Dios, para alabanza de su gloria. El apóstol Pablo, en la carta a los Efesios capitulo 1, versículos 4 al 6, nos enseña que Dios nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, para alabanza de la gloria de su gracia. ¡Fuimos creados con la misión de adorar a Dios!

¿Cumplimos correctamente esa misión que nos corresponde? En este y los próximos programas de Nuestro Hogar, insistiremos en cómo debemos adorar a Dios y lo que ello puede significar para el bienestar y la estabilidad de cada uno de nosotros…  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: