Reflexiones sobre la adoración

Muchas iglesias acostumbran ahora a usar música estridente y con derroche de emociones, concebida como la adoración atractiva y disfrutable que precede a la exposición de la Palabra, lo cual podría —si nos descuidamos—, trasmitir un mensaje equivocado. Si nuestras alabanzas no provocan un interés profundo y sincero por la exposición de la Biblia, noSigue leyendo «Reflexiones sobre la adoración»

Contar nuestros días

Job, el personaje bíblico de quien se dice que era perfecto, recto y apartado del mal, se preguntó en sus discursos durante su enfermedad y todas las calamidades que sufrió: Más dónde se hallará la sabiduría? ¿Dónde está el lugar de la inteligencia? No conoce su valor el hombre, ni se halla en la tierra de los vivientes (Job 28:12). Aunque parezcan pesimistas sus declaraciones, es cierto que muchas veces el proceder humano demuestra poca sabiduría y aun los mejores intencionados podemos confundirnos. Por lo tanto, es necesario buscarla en quien es su misma fuente, Dios, y debemos hacerlo con urgencia, entre otras razones, por la propia brevedad de la vida…
(Tiempo aproximado de lectura: 7 minutos)

Año nuevo, ¿vida nueva?

Apenas hemos comenzado a vivir un nuevo año y a muchos nos resulta preocupante qué sucederá en él. Además de las circunstancias específicas que nos rodean y las condiciones económicas y sociales que afecten positiva o negativamente a cada cual, sabemos que nuestro bienestar dependerá de sucesos que no siempre podremos controlar ni responderán a las mejores aspiraciones que tengamos. Por ello la llegada de un año nuevo año suele provocarnos interrogantes. Nos corresponde entonces, a los creyentes, decir como el salmista: Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien… (Salmo 74:28).

¡Guarden los clavos!

Hace cerca de treinta años encontré la canción que podrás escuchar si tocas la imagen debajo. Interpretada por un grupo musical español, su mensaje me pareció pertinente a los tiempos tan difíciles que entonces sufríamos en nuestro país. Por lo tanto —aunque no era un himno tradicional de Navidad ni su enseñanza se apegaba del todo a la Biblia—, me atreví a incorporarla a los programas especiales que hacíamos durante el mes de diciembre e intentar algo que asustó a algunos cuando les compartí mis planes: ¡Tomados de las manos, sacaríamos del local a todos los asistentes a los programas navideños y formaríamos una gran ronda! Así escucharíamos y cantaríamos la canción mientras desfilábamos dando vueltas por entre todos los bancos del templo, el patio y el edificio educacional, mientras admirábamos las luces, los adornos y las escenas navideñas que acostumbrábamos desplegar por todas partes, mientras nos saludábamos y felicitábamos los unos a los otros. Aquello, sin duda, resultó un éxito rotundo. ¡Nunca imaginamos la cantidad de personas que vendrían a ver tales programas y disfrutar de la ronda, muchos de los cuales decidieron convertirse en seguidores de Cristo! Hoy, sé que escucharla de nuevo será un dulce recuerdo para quienes vivimos aquella época. Además, espero que para quienes la escuchen por primera vez, también les haga sentir las mismas emociones que nosotros entonces disfrutamos. ¡Muy feliz Navidad y Año Nuevo para todos!

Despedidas, migraciones y remebranzas

Este es un artículo largo que podría tomarle entre 15 minutos o más completar su lectura. Su tema, sin embargo, analiza situaciones, conflictos y memorias familiares tan comunes a muchos de nosotros, que tal vez nos animaría a enfrentar con buen espíritu los tiempos difíciles que vivimos. Eso sí, por favor, no llegue a conclusiones apresuradas sin llegar al final…

Amenaza de huracán

Entre hoy y mañana (septiembre 26-27, 2022) se nos viene encima un huracán a los que vivimos en la parte occidental de Cuba. Además de todos los problemas y dificultades que enfrentamos, los destrozos que un evento tal puede provocar en estos momentos en nuestro país pueden ser catastróficos. Por tal motivo, me permito repetir un programa elaborado años atrás…

La depresión

¿Será normal que nos desanimemos cuando la vida se nos vuelve difícil y no encontramos soluciones a multitud de problemas que nos agobian? Aunque como creyentes debemos mostrar siempre una actitud de fe y confianza en Dios, el libro de los Salmos en la Biblia contiene también expresiones desoladoras. ¿Cómo se sentiría el salmista cuando escribió: «Fueron mis lágrimas mi pan de día y de noche, mientras me dicen todos los días: ¿Dónde está tu Dios? Me acuerdo de estas cosas y derramo mi alma dentro de mí (Salmo 42:3-4ª)?»
La tristeza y la depresión van a llegar alguna vez a la vida de todos, incluso a los creyentes. El mismo Jesús lo advirtió al recordarnos: «en el mundo tendréis aflicción, más confiad, yo he vencido al mundo (Juan 16:36)».
Por ello es importante saber qué debemos hacer cuando nos sintamos deprimidos. Con respecto a ello la Biblia es clara y hasta el propio Señor Jesús ejemplificó muy claramente qué hacer cuando notemos que la tristeza se ha adueñado de nosotros…
.

Sorpresas en el cielo

Cuando ingresé al Seminario Bautista de La Habana en septiembre de 1963 ya el Pbro. Reinaldo Sánchez Llanes se había graduado y era pastor en la Iglesia Bautista de Camajuaní, en la antigua provincia de Las Villas. Como crecí y me formé en otra denominación, no conocía a la mayoría de los pastores bautistas, salvoSigue leyendo «Sorpresas en el cielo»