El valor de la esperanza

Edificio de la Habana Vieja, La Habana, Cuba

De algún modo tenemos que aprender a mantener la esperanza cuando estamos en medio de circunstancias difíciles. Los tiempos malos pasan. Sea que estemos enfermos, o enfrentando dificultades económicas, o problemas familiares, es bueno agarrarse a la esperanza de que las condiciones actuales de algún modo mejorarán. Es bueno tener ese espíritu porque así nos ayudamos a nosotros mismos y desarrollamos las energías que nos permiten afrontar los problemas con sabiduría y sensatez.

Un comentario en “El valor de la esperanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: