El valor de la esperanza

Seguramente conoces la frase: la esperanza es lo último que se pierde. La decimos con frecuencia cuando enfrentamos tiempos difíciles o nos acosan circunstancias dañinas y deseamos salir de ellas rápidamente. También se considera una de las tres virtudes cardinales, tal como escribió el apóstol Pablo: Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, pero el mayor de ellos es el amor (1 Corintios 13:13).

¿No te sorprende la afirmación de que el amor sea mayor a las otras dos virtudes esenciales? La razón es que la fe y la esperanza, si no mostramos amor, pueden mantenernos alejados de otras personas y convertirnos en egoístas, insensibles al dolor y a las necesidades de los demás, o jueces incapaces de comprender el sentir de otros. La fe sin amor puede convertirse en obstinación, intransigencia y fanatismo. La esperanza sin amor puede ser muy egoísta y sombría. Un famoso comentarista bíblico decía que el amor es el fuego que enciende la fe y es la luz que convierte la esperanza en certeza.

Pablo también escribió: Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado (Romanos 5:3-5).

No hay dudas: no es que la esperanza sea lo último que se pierda, tal como dice el conocido refrán, sino que en realidad, la esperanza debiera ser aquello que por amor a los demás, bajo ningún concepto debiéramos estar dispuestos a perder, aunque no pensemos ni opinemos igual que otras personas… Sea como sea, es Dios quien en verdad conoce los corazones y tenemos su mandato: amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro (1 Pedro 1:22). Es por ello que el amor es mayor que la fe y la esperanza, porque ambas brillan más si el amor de Dios en nuestros corazones es quien las inspira y sostiene…

El programa Mensajes de Fe y Esperanza se trasmite de lunes a viernes a las 8:55 pm por los 800 AM (Onda Media)

ACLARACIÓN IMPORTANTE: La siguiente canción siempre que la oigo me emociona y me da esperanzas. No obstante, creo firmemente que lo que ella anuncia solo será posible del todo en el Reino de Dios. Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz (2 Pedro 3:13-14).

-Si desea descargar gratuitamente el programa a su PC o móvil, toque los tres puntos al lado del archivo de audio. Si desea compartir esta publicación con otras personas, utilice los botones correspondientes al final de la página. Si este programa le ha sido de bendición, le agradeceremos que pulse el botón *Me gusta. Así muchas más personas se interesarán en escucharlo. ¡Muchas gracias y que Dios les bendiga!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: